INNOVANDO EN EL DIAGNÓSTICO PRECOZ DEL MELANOMA (SIMPOSIO EN LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECES)

El próximo 2 de junio se celebra en la Fundación Ramón Areces un atractivo Simposio sobre “Innovación en Dermatología”  coordinado por los Dres. Ricardo Ruiz Rodríguez, Alejandro Martín Gorgojo e Ignacio Sánchez-Carpintero, de la Clínica Dermatológica Internacional. Una excelente oportunidad para conocer algunos de los últimos avances en nuestra especialidad y reflexionar sobre el apasionante futuro de la misma.  

Lo haremos de la mano de especialistas muy diversos, no todos dermatólogos, pero cuyas líneas de trabajo pueden ser de interés para el desarrollo de nuestra especialidad (ingeniería biomédica, emprendimiento, tecnologías de la información y comunicación, procesamiento masivo de datos, biología celular y del desarrollo, y por supuesto dermatología médica y quirúrgica). Me parece especialmente destacable la conferencia magistral que clausurará el Simposio, a cargo del Prof. Juan Carlos Izpisúa Belmonte, experto internacional en reprogramación celular, tecnología de enorme interés para investigar en algunas enfermedades de piel y quizás en el futuro para tratarlas.  

Las líneas básicas de mi ponencia girarán alrededor de la importancia de trabajar con controles fotográficos corporales totales en pacientes con muchos lunares y riesgo de melanoma, con el apoyo adicional de la dermatoscopia digital. A pesar de que esta estrategia fue propuesta hace más de 20 años, sigue estando infrautilizada a día de hoy. 

Muchas técnicas novedosas y espectaculares (microsocpia confocal, láser multifotónico, espectroscopia de impedancia eléctrica y aislamiento de ARN epidérmico, entre otras) son absolutamente inútiles si no elegimos bien a qué lunares aplicarlas en pacientes con muchos de ellos, y por el tiempo que consumen y su elevado coste son inaplicables en un número elevado de lunares en pacientes con muchos lunares atípicos. 

La base del diagnóstico precoz del melanoma debe sustentarse en un uso sistemático y metódico de los controles fotográficos corporales totales con el apoyo de la dermatoscopia digital. En la mayoría de los casos esto nos dará la información precisa y necesaria para la prevención y el diagnóstico precoz del melanoma. Tan sólo en casos excepcionales deberemos recurrir a alguna de las otras técnicas y son precisamente los controles fotográficos y dermatoscópicos los que nos permitirán identificar a esos lunares con mayor precisión. En la evaluación clínica de un lunar atípico la pregunta correcta y más relevante no es si es benigno o maligno, sino si se puede vigilar o se debe extirpar. A veces extirparemos lunares sabiendo que aún son benignos, pero que por su evolución registrada en controles fotográficos muestran un comportamiento que los acerca peligrosamente hacia la malignidad. 

Sería magnífico contar con vuestra presencia en este Simposio, seáis o no dermatólogos, si os sentís atraídos por esta y otras cuestiones del futuro de la dermatología. Incluso si sois pacientes. El paciente es el centro sobre el que debe girar nuestra actividad y nuestros deseos de innovar y mejorar. Se puede acceder on line al programa del Simposio  así como gestionar la inscripción, que es gratuita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MELANOMA Y EMBARAZO: TEMA EN ESTUDIO CON NOTICIAS TRANQUILIZADORAS

LUNARES Y EMBARAZO: QUÉ VIGILAR Y CÓMO HACERLO