Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

EL TRATAMIENTO DEL FUTURO DEL MELANOMA DISEMINADO SERÁ COMBINADO (II): INMUNOTERAPIA

Imagen
En mi anterior post mencionaba las ventajas de combinar inhibidores de BRAF y MEK en pacientes con melanoma diseminado y mutaciones en el gen BRAF. Pero estos tratamientos no son útiles en cerca del 40% de melanomas, que no tienen este gen mutado, y las respuestas positivas en los pacientes, aunque rápidas y numerosas, no son muy duraderas en el tiempo. En cualquier caso, la supervivencia media se sitúa ya en algunos estudios en el entorno de 20 meses (en una minoría de pacientes las respuestas son aún más prolongadas, lo que invita a la esperanza).
¿Hay alternativas cuando estos tratamientos fallan o no están indicados?

EL TRATAMIENTO DEL FUTURO DEL MELANOMA DISEMINADO SERÁ COMBINADO (I): QUIMIOTERAPIA

Imagen
En la imagen adjunta vemos las metástasis cutáneas de un melanoma. Pueden aparecer en la piel y también en órganos internos como pulmón, hígado o cerebro, que es lo que amenaza a la vida del paciente. Durante más de 30 años el tratamiento básico para pacientes con metástasis de melanoma ha sido la dacarbazina (DTIC), que exigía su infusión intravenosa en medio hospitalario. Pocos pacientes respondían al tratamiento y las respuestas solían ser de corta duración. Los tratamientos con poliquimioterapia y poliquimioinmunoterapia (combinando con frecuencia dacarbazina con muchos otros medicamentos antitumorales) aumentaban mucho la toxicidad y los costes de estos tratamientos, pero no su eficacia.

DERMATOSCOPIA DIGITAL: EL RETO DE HACER LLEGAR LA TÉCNICA A QUIENES MÁS LA NECESITAN

Imagen
La prevención y el diagnóstico precoz del melanoma tienen por delante dos retos claros: reducir la incidencia de melanoma y reducir su mortalidad. Los datos epidemiológicos indican que de momento no se está logrando. Las estrategias para facilitar el diagnóstico precoz del melanoma incluyen varias opciones, entre las que destacaría:

MELANOMA: PREVENIR SIGUE SIENDO MUCHO MEJOR QUE CURAR

Imagen
Me ha llamado la atención que en un reciente comentario editorial, la prestigiosa revista médica The Lancet insista en la importancia de prevenir el cáncer de pielen general y el melanoma en particular. La insistencia en un mensaje aparentemente tan obvio (prevenir es mejor que curar) desde un foro tan relevante indica que ni en la prevención ni en el tratamiento del melanoma estamos alcanzando los resultados deseables y esperados. Hay aún mucho camino por andar.
Uno de los puntos que destaca este editorial es que a pesar de los avances más recientes en el tratamiento del melanoma diseminado, este tumor sigue siendo letal para la mayoría de los pacientes en los que aparecen metástasis.