martes, 26 de agosto de 2014

¿POR QUÉ NOS GUSTA TANTO TOMAR EL SOL? (O CÓMO NUESTRA PIEL HABLA CON NUESTRO CEREBRO)

Pasear por casi cualquier playa en verano nos permite apreciar que a mucha gente le gusta tomar el sol. En parte, esto podría justificarse por la "moda del bronceado". Que el bronceado se considere más o menos estético, y que nos percibamos como "más atractivos y saludables" cuando estamos morenos es en gran medida una cuestión cultural, y por ello muy dependiente de las modas y cánones estéticos imperantes en cada momento. ¿Pero hay algo más, y más básico, por lo que nos puede gustar tomar el sol?