Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

LA AUTOVIGILANCIA DE LOS LUNARES REDUCE EL RIESGO DE MELANOMA

Imagen
Las personas con muchos lunares tienen mayor riesgo de desarrollar un melanoma. En ellas es aconsejable un seguimiento periódico de sus lunares por un dermatólogo y esta vigilancia es mucho más precisa si se apoya en la dermatoscopia digital. Archivando imágenes panorámicas de casi todo el cuerpo e imágenes panorámicas de los lunares más relevantes o atípicos es más fácil detectar los dos tipos de lunares más problemáticos: lunares nuevos con atipia elevada desde el principio o lunares inestables con ganancia de atipia. Los exámenes exhaustivos con dermatoscopia digital solemos indicarlos cada 9 a 12 meses. Entregamos también a nuestros pacientes unas recomendaciones de autovigilancia (también disponibles en nuestra página web), y les insistimos en que si aprecian algún cambio o síntoma no justificado en algún lunar adelanten de inmediato la cita para una valoración rápida de ese lunar. En teoría, estas labores de autovigilancia deberían facilitar la detección de algunos lunares ines…

IV ENCUENTRO “BELLEZA SIN CIRUGÍA”: ¿ES BUENO TOMAR EL SOL?

Imagen
El próximo miércoles 27 de noviembre tendrá lugar la cuarta edición del encuentro “Belleza sin cirugía”, organizado por la revista YoDona y la Clínica Dermatológica Internacional. Esta reunión es una excelente oportunidad para repasar de la mano de expertos de reconocido prestigio los avances más recientes en dermatología cosmética, así como algún otro aspecto no directamente dermatológico que influye en nuestro aspecto físico, nuestro bienestar y nuestra salud. La relación del sol con nuestra piel y nuestra salud es un clásico en este tipo de encuentros, y yo tengo el honor de acometer este tema en esta ocasión, con un enfoque polémico desde la perspectiva del dermatólogo: ¿es bueno tomar el sol? Está bien establecido que la radiación solar puede provocar quemaduras en nuestra piel, favorece el envejecimiento cutáneo y puede inducir cáncer de piel.

FECUNDACIÓN IN VITRO Y MELANOMA: UNA ASOCIACIÓN A VIGILAR

Imagen
La relación entre hormonas femeninas (en particular, estrógenos) y melanoma es un tema controvertido. Durante décadas se ha especulado con que los estrógenos puedan influir sobre la presentación y el curso clínico del melanoma, de forma no siempre negativa. Es cierto que el melanoma es algo más frecuente en mujeres pero también su pronóstico suele ser algo mejor, aunque esto último puede estar influido porque las mujeres prestan más atención a los programas de detección precoz. La imagen que ilustra este post corresponde a la dermatoscopia de un melanoma incipiente diagnosticado poco después de un embarazo. Incluso con dermatoscopia resulta difícil ver datos sugestivos de melanoma en esta imagen (tan sólo una sutil presencia de vasos punteados en la periferia menos pigmentada). Pero la paciente había prestado atención a los mínimos cambios y síntomas en ese lunar tras el embarazo, y consultó por ello, lo que nos facilitó su diagnóstico muy precoz.

UN NUEVO TRATAMIENTO FRENTE AL MELANOMA ELEGIDO “MEDICAMENTO ONCOLÓGICO DEL AÑO”

Imagen
Los melanomas nodulares como el de la imagen adjunta son un reto terapéutico por la facilidad con que producen metástasis y la dificultad para tratarlas. La mortalidad en esta situación ha sido y es elevada, pero la situación está cambiando, y hay razones para la esperanza. Recientemente se ha elegido como “medicamento del año” en Oncología a los anticuerpos frente al receptor PD-1 y su ligando PD-L1 en la prestigiosa revista EuropeanJournal of Cancer. Estos anticuerpos han ofrecido ya resultados prometedores en el tratamiento del melanoma con metástasis, como mencionaba en varios posts que publiqué en este blog el pasado mes de julio. El objetivo de estos anticuerpos es inhibir a una señal de por sí inhibidora que paraliza el ataque de nuestros linfocitos hacia las células tumorales. Inhibiendo esa señal, nuestro sistema inmunológico es capaz de reconocer, atacar y destruir a las células tumorales.