lunes, 28 de enero de 2013

LA SOLEDAD, UN FACTOR DE MAL PRONÓSTICO EN MELANOMA

El espesor es el factor pronóstico más importante en el melanoma cutáneo. Afortunadamente hoy en día muchos melanomas se diagnostican y extirpan con un espesor inferior a  1 mm, que se asocia a una expectativa de curación en el entorno del 95%. Pero por cada milímetro adicional de espesor en un melanoma la mortalidad aumenta un 10-15%. Esto justifica la importancia de su diagnóstico precoz.

miércoles, 2 de enero de 2013

VIGILANCIA DE LOS LUNARES: ¿POR QUÉ, A QUIÉN, CÓMO?

Los lunares deben vigilarse porque son marcadores de riesgo de melanoma (a más lunares, más riesgo), son simuladores de melanoma (algunos lunares atípicos son difíciles de distinguir de un melanoma incipiente) y son precursores de melanoma (alrededor del 50% de los melanomas aparecen sobre un lunar previo que se maligniza). Esta vigilancia es importante en la medida en que el melanoma diagnosticado precozmente se cura casi siempre y diagnosticado más tarde produce metástasis con facilidad y pone en serio peligro la vida del paciente.